Un ejemplo a seguir

Origen y destino de los inmigrantes | El País

Laura Mulatero | Valencia

Con motivo del Día Internacional del Migrante, el Huffington Post publicó una noticia sobre la evolución del saldo migratorio en España y de cómo ciertas actitudes aumentan la xenofobia hacia los recién llegados. Un escrito que, al contrario que muchos, no reduce a los extranjeros a algo menos que humanos.

Así, solo con el inicio se presencia esta tendencia al poner:

232 millones de personas han dejado sus países y todo lo conocido, y han emprendido una vida nueva en un lugar extraño que a menudo no les ha acogido con los brazos abiertos.”

Esto rompe con la polaridad ciudadanos- no ciudadanos expresada por el profesor Casero en su trabajo Discurso mediático, inmigración e ilegalidad: legitimándola exclusión a través de las noticias.

Que se lo cuenten al 20% de los migrantes, 46 millones que se encuentran en situación irregular debido a la carencia de medios de migración abiertos y seguros.

Con la anterior frase, el discurso va un paso más allá de lo que hacen muchas plataformas comunicativas y culpa a los gobiernos de los países receptores de inmigrantes de no ofrecer estructuras diseñadas especialmente para ayudar y proteger a este colectivo.

“Criminalizar a las personas por cruzar o intentar cruzar las fronteras no contribuye en nada a resolver las causas de la migración irregular”, como han señalado los expertos de la ONU en declaraciones recogidas por EFE. Al contrario, esa actitud sólo aumenta la intolerancia y la xenofobia en las sociedades receptoras, y obliga a los migrantes a acudir a traficantes de personas.

Con esta cita y la posterior explicación, la periodista resume, en pocas líneas, la idea que engrana el trabajo del Profesor Casero mostrado con anterioridad: las entidades de poder en las sociedades (ya sea el gobierno o los medios) tienden a deshumanizar y criminalizar a los recién llegados, lo que incrementa la discriminación, que de otra manera no sucedería.

Más tarde, la comunicadora señala que en la conferencia de la ONU se denunciaron a las naciones que desean legalizar las devoluciones en caliente, España entre ellas, mandándole así un mensaje a una parte de la península ibérica de que lo que quieren hacer no es moralmente correcto.

Por último, como dato interesante, se afirma que los datos de emigración española llevan a equívocos, porque, al contrario que los inmigrantes, los españoles no necesitan declarar al censo ni registrarse en el consulado del país de recepción.

Curioso afán, en España, de mantener a los inmigrantes numerados y registrados, mientras a los nativos no se les exige lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s