“Muere una mujer tras recibir varias puñaladas de manos de su marido”

Marta Gozalbo | Valencia

El pasado 6 de abril, la redactora Ana Huguet publicaba en la sección de sucesos de EL PAÍS Andalucía el artículo “Muere una mujer tras recibir varias puñaladas de manos de su marido”.

La publicación cuenta con algunos aciertos como el empleo por parte de la periodista de fuentes oficiales e institucionales. Así pues, Huguet cita de forma indirecta a la Policía Nacional y de manera directa declaraciones de la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo; la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Silvia Oñate; la diputada jerezana en el Congreso por el PSOE, Mamen Sánchez y la diputada socialista en el Parlamento Europeo, Elena Valenciano.

Sin embargo, destacan aspectos negativos en el desarrollo, como por ejemplo, la citación del nombre e iniciales de los apellidos de la víctima. Según las recomendaciones de El tractament de la violencia masclista als mitjans de comunicació del Col·legi de Periodistes de Catalunya i el Consell Audiovisual de Catalunya, “conviene preservar la identidad de las personas afectadas y respetar siempre la decisión sobre la difusión de su identidad”. Así pues, a lo largo de la noticia podemos encontrar numerosas referencias que facilitan su identificación:

“El homicidio ocurrió en el número 18 de la calle Garganta de Buitreras, en una unifamiliar de un barrio tranquilo de la ciudad”

“La pareja tenía un hijo en común, un chico de 22 años que vivía en Sevilla, donde cursaba estudios universitarios”

“Víctima y presunto asesino se conocían desde que eran pequeños. Estudiaron en el mismo colegio, un centro inglés cerrado años atrás”.

“…hoy, siete de abril, hubiera cumplido 44 años”

Por todos estos datos, alguien que no la conociera podría identificarla. Tanto por la edad, nombre de pila, número de hijos, calle, etc. Además, la noticia se encuentra acompañada de un vídeo de EL PAÍS TV, donde identifican al hijo de la fallecida.

Por su parte, el manual de redacción Violencia doméstica de Público.es especifica que en ningún caso se identificará a la víctima y que siempre se respetará la presunción de inocencia del agresor hasta que haya sentencia firme.

Esto último es algo que ha respetado, empleando el término “presunto” en el lead. Sin embargo, en el titular ya afirman que ha sido su marido quien la ha apuñalado y, en el momento de la redacción de la noticia, todavía no había sentencia firme que determinara que el hombre quedaba condenado, requisito que el manual de Público.es considera indispensable para que se pueda identificar al agresor, ya que, en ese caso, determina que es importante que se describa “el perfil del agresor y sus actitudes para que otras víctimas puedan reconocer fácilmente el comportamiento y pautas del maltrato.”

Por otra parte, la periodista da detalles innecesarios que solo aportan sensacionalismo y que el lector no necesita saber, como que la víctima fue apuñalada con un arma grande.

“Se prevé que el supuesto homicida, que apuñaló a su mujer con un arma blanca de grandes dimensiones…”

Este tipo de errores suele ser frecuente en las noticias de violencia de género que publica este diario como por ejemplo:

Para leer la noticia completa pincha aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s