Detenido el novio de una camarera de Vitoria acusado de su asesinato

image_content_Medium_2359678_20141104133043 (1)
Fuente: La Razón

Silvia Sáez | Valencia

El artículo que va a centrar uno de los análisis de la semana corresponde al periódico  La Razón, para poder consultarlo podéis pinchar aquí.

Siguiendo las recomendaciones de redacción de Público.es y del Col.legi de Periodistes de Catalunya destacaremos los errores y, lo que es más importante, los corregiremos con el fin de escribir de forma más apropiada sobre un tema tan sensible como es la violencia de género.

Empezando por el titular:

“Detenido el novio de una camarera de Vitoria acusado de su asesinato”  A priori así podría estar titulado un nuevo caso de violencia machista aunque en mi opinión y siguiendo las recomendaciones, no sería la mejor opción. ¿Qué información aporta el oficio de la mujer para que aparezca en un titular?Creo que es innecesario. El asesinato de cualquier mujer a manos de su pareja es suficiente información. No necesitamos saber a lo que se dedica. No es ningún dato relevante. Por ello,  Detenido el novio de una mujer,  acusado de su asesinato. Seria una mejor opción.

Además, cabe añadir que según el desarrollo que presenta la información a lo largo de la noticia no está claro que se trate de un nuevo caso de violencia machista. Según el manual de redacción de Público.es no deberemos tratar este tipo de noticias como si fuera un suceso cualquiera. Es preferible dar un breve a contarlas precipitadamente.

Si continuamos con el análisis y  reparamos en la imagen que acompaña el texto y en su pie de foto: Fachada del edificio situado en el barrio de San Martín de Vitoria donde ayer fue encontrado el cadáver de una mujer con signos de muerte violenta en su domicilio.

No son los más afortunados para acompañar el texto ya que se, según las recomendaciones del Col.legi de Periodistes de Catalunya se debe respetar el derecho a la intimidad de las personas agredidas i la presunción de inocencia de las personas agresoras y con esta imagen y su pie de foto es fácil relacionarla con la identidad de los protagonistas de la información. Además, si se se ha confirmado que es un asesinato es innecesario añadir que ‘se ha encontrado el cadáver con signos de muerte violenta’  es redundante y escabroso.

El ritmo frenético de las redacciones y, sobre todo, las rutinas de los medios digitales hacen que se publique información sin tener todos los datos. En los casos  de violencia de género es preferible no hacerlo:

Fuentes cercanas a la investigación han apuntado inicialmente a Efe que podría tratarse de un caso de violencia machista, aunque, al parecer, la Ertzaintza también baraja la posibilidad de que se trate de un ajuste de cuentas por droga.

Si todavía no se tiene suficiente información es precipitado tratar esta noticia como si un caso de violencia de género se tratara. Debería haber sido un breve y actualizarla cuando el redactor dispusiese de  mayor información.

Siguiendo con el análisis encontramos otros errores:

De hecho, la fallecida, al parecer de nacionalidad extranjera, ha tenido varios episodios relacionados con las drogas, el último la semana pasada, cuando la Policía vasca encontró estupefacientes en el bar donde trabajaba, en la calle Beato Tomás de Zumárraga.

En este párrafo veo totalmente superflua la alusión a la nacionalidad extranjera de la mujer (dato que ni siquiera esta confirmado, va precedido de un ‘al parecer’) Además parece insinuar que  no ‘llevaba una buena vida’y alude su problema con las drogas.

Esta forma de tratar la información no es la más adecuada según las recomendaciones del Col.legi de Periodistes de Catalunya que asegura que se debe evitar cualquier relación de causa-efecto entre los hechos y la procedencia de las personas implicadas, su situación sociocultural i/o las circunstancias personales. Ya que resulta contraproducente dirigir la incidencia de los casos de violencia machista hacia grupos sociales concretos, orígenes culturales y circunstancias determinadas, ya que se trata de un fenómeno universal y estructural.

Por último, tanto el manual de Público.es como el Col.legi de Periodistes de Catalunya advierten que se debe evitar recoger testimonios del vecindario i de los familiares, si no tienen datos concretos y aprovechables.

Vecinos del inmueble donde reside han señalado a Efe que el crimen pudo ocurrir en la noche del viernes al sábado, cuando se escucharon gritos de “¡Yo no he sido!” y “¡Socorro!”. Según los vecinos, la mujer, de origen dominicano, habría fallecido entonces y, como no acudió a trabajar el sábado ni el domingo, alguien cercano a ella se desplazó a su domicilio a buscarla.

Por tanto, evitaremos la rumorología. Consultaremos todas las fuentes, pero excluiremos las declaraciones de la vecindad, ya que responden a rumores y no a información fiable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s