¿Connotaciones negativas?

Captura de pantalla de la noticia. | Rebelion.org
Captura de pantalla de la noticia. | Rebelion.org

Laura Durà | Castellón

Rebelión es un sitio web y un medio alternativo de información que publica, reúne y difunde contenidos políticos, sociales y culturales relacionados con los movimientos anticapitalistas y ecologistas de izquierda y extrema izquierda en el ámbito internacional.

En su página web, se encuentran noticias que buscan sacar a la luz noticias –sobre todo internacionales, aunque las que más se suelen encontrar son de Latinoamérica- que no aparecen en los medios de comunicación tradicionales. Esta semana, concretamente el 15 de octubre, la web publicó un artículo de Marco Dávila acerca del encarcelamiento de colectivos minoritarios por parte del gobierno norteamericano.

El titular de la pieza es el siguiente: “El encarcelamiento masivo de negros y latinoamericanos: una muestra de la doble moral del gobierno norteamericano”. Con ello, el autor intenta hacer una muestra de las desigualdades y las injusticias que ambos colectivos vivieron a lo largo de la historia en este país. Pero el problema es que con dicho titular deja de haber paridad.

Dávila utiliza el vocablo “negros” para referirse a los afroamericanos o a las personas de ascendencia africana que llegaron a los EE.UU. Parece una palabra insignificante, de las que se suele utilizar todos los días sin ánimo de ofender. Pero dicha palabra tiene una connotación negativa, ¿o no? Lo cierto es que el vocablo puede resultar ofensivo dependiendo del contexto en el que se aplique, pero teniendo en cuenta que a lo largo del texto el autor se refiere a esta población como “afroamericanos”, una palabra que no muestra unas connotaciones tan negativas como la anterior.

Tal como apunta un artículo de Félix Rodríguez González para la Universidad de Alicante, el uso de la palabra ‘negro’ puede suponer connotaciones negativas por todos los estereotipos que se han ido formando a través de esta palabra.

Por ello, para que el lenguaje fuera más igualitario, se debería cambiar la palabra, quedando el titular así: “El encarcelamiento masivo de afroamericanos y latinoamericanos: una muestra de la doble moral del gobierno norteamericano”.

Esto puede parecer una nimiedad, ya que el uso de la palabra se ha ido extendiendo a lo largo de los años y de los diferentes países y culturas, por ejemplo, Fundéu reconoce este término como correcto, aunque también reconoce que tiene una serie de connotaciones negativas.

Los medios de comunicación deberían optar por dejar a un lado –o usar en menor medida- estas expresiones. Por ejemplo, los latinoamericanos no son llamados “guachupingos” o “sudacas”, ya que son palabras con connotaciones claramente negativas. En cambio, con los afroamericanos no ocurre lo mismo. Entonces, ¿la palabra negro tiene connotaciones negativas o ya se ha normalizado su uso?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s