La paradoja de la igualdad

Yang-Liu
Los estereotipos de géneros según Yang Liu | Man meets Woman

 Silvia Sáez | Valencia

La paradoja es un poderoso estímulo para la reflexión y, tras ver este documental, queda más patente si cabe esta afirmación.

Noruega, el país con mayor igualdad de géneros de todo el mundo y, aún así, la elección de los jóvenes a la hora de escoger su profesión es más tradicional que hace 15 años; siguen estando patentes la diferencia entre ‘trabajos de chicos’, como los relacionados con la ingeniería y los ‘reservados para mujeres’, como la enfermería. ¿Cómo puede ser esto posible? ¿Cuáles son las causas? ¿A qué es debido esta paradoja?

Solo una cosa queda clara en este asunto, se sirve de la paradoja para revelar la complejidad de la realidad y, no hay nada más complejo, que la igualdad o diferencias (según se mire) entre hombres y mujeres.

Durante el recorrido de este documental dos líneas de investigación intentan justificar las diferencias existentes (o no) entre géneros. ¿Es una cuestión biológica innata de los genes? O por el contrario, ¿es una consecuencia cultural?

Después de observar algunos de los estudios que nos muestran y de examinar la conducta final de la sociedad noruega, creo que se trata de una mezcla de variables: biología y cultura forman parte de la misma ecuación.

Una de las sociedades más evolucionadas en cuanto igualdad. Concienciada, sin presiones ni tildes machistas a la hora de elegir su futuro, se vuelve desigual porque cada uno puede perseguir libremente sus sueños o gustos. Entonces, ¿todos los esfuerzos que realiza el gobierno en políticas de igualdad tiene sentido? Las cifras son demoledoras. Solo un 10% de las mujeres son ingenieras y no porque las mujeres sean malas en ciencias, sino porque son más aptas o se decantan por las profesiones que les permiten ser más sociales y, esa, es su elección final.

Por tanto, se podría afirmar que estas decisiones vienen condicionadas por cargas genéticas y herencia evolutiva y no por cargas culturales. Pero ¿acaso esa libertad a la hora de elegir no es resultado de la cultura igualitaria de ese país?

Lo que está claro que sus políticas no solo son de inclusión, ni únicamente apuestan por la equidad de los porcentajes, sino que se les trata igual. Mujeres y hombres son ciudadanos del mismo nivel. Como muestra la última decisión del gobierno nórdico que en 2016 obligará a las mujeres a realizar el servicio militar.

Quizás esta libertad a la hora de decidir, ya que no deben demostrar por el hecho de ser mujer su valía (como sigue ocurriendo en infinidad de países, entre los que se encuentra España), hace que las diferencias genéticas sean más patentes y refuten los estudios científicos que existen en la actualidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s